¿Cómo afecta viajar a nuestro cerebro?

Nuestro cerebro

Cómo ya sabéis, nuestro cerebro es un órgano muy complexo. Entre otras cosas, nos permite controlar todas las funciones del cuerpo e interpreta información proviniente del mundo exterior. El cerebro controla múltiples capacidades, como la inteligencia, la memoria y las emociones. Todas nuestras experiencias afectan a nuestro cerebro de un modo u otro, y viajar es una de ellas. ¿Sabías que viajar afecta directamente a nuestro cerebro? Sigue leyendo para descubrirlo.

Viajar

Aquellos a quién les gusta viajar sabe los beneficios que aporta. En primer lugar, te obliga a ser más abierto y aceptar las diferencias. También aumenta tu confianza, pues te forza a superar solo distintos obstáculos y situaciones complicadas. Viajar te permite desconectar de tu rutina y despejar tu mente de todas tus preocupaciones habituales. Hasta puede ayudarte a cambiar tu punto de vista y adquirir habilidades en la resolución de problemas, pues estas abierto a lo incierto y tienes que resolver situaciones nuevas continuamente. Finalmente, viajar es una buena manera de adquirir autoconocimiento y ser capaz de descubrir lo que realmente quieres en la vida. En definitiva, ¡viajar es crecer!

¿Cómo afecta viajar a tu cerebro?

Paul Nussbaum, un neurocientífico de la Universidad de Pittsburg afirma que viajar puede estimular tu cerebro y propiciar el crecimiento de nuevas conexiones. Al vivir experiencias nuevas, se generan nuevas dendritas en el cerebro. Las dendritas se encargan de recivir, procesar, y transferir información, así pues son muy importantes en el proceso de transmisión de información entre neuronas. Esto quiere decir, que como más dendritas en funcionamiento tengas, mejor trabajará tu cerebro.

Beneficios para tu cerebro

Viajar mejora el funcionamiento de tu cerebro de distintas maneras. Ayuda a mantener funciones cofnitivas como la atención y la memoria. También mejora tus habilidades resolutivas ante situaciones difíciles y mantiene la salud general de tu cerebro.